Ritual para tu cumpleaños

Inicia tu nuevo año de vida con aires de renovación con estos sencillos elementos.

Ahora que estamos iniciando un nuevo círculo y estamos dando otra vuelta al Sol, es la oportunidad perfecta para detenernos un instante y hacer un pequeño ritual íntimo para renovar nuestra energía y comenzar con las mejores vibras otro ciclo.

Nada mejor que el deseo que hacemos antes de soplar las velitas del pastel, bizcocho, torta, ‘cake’ o como le llames según tu cultura.

El punto es que el deseo de tu pastel es la oportunidad perfecta para hacer no sólo un deseo, sino un propósito de vida.

Visualiza tu deseo en tu mente y cómo se hace realidad.

¿Cómo lo sientes, qué te hace sentir? Imagina que el pastel se llena de una luz blanca, dorada, pura. Sopla las velitas mientras repites el deseo en tu cabeza. Confía en que el Universo te está escuchando.

Ahora prepararás en algún lugar un altar muy particular, con tu vela favorita, o tal vez un incienso. Con imágenes de alguien querido que se ha ido, alguna efigie religiosa, según tus creencias – un lugar donde puedas tomarte un momento para ti solito. 

Ahora, separa una rebanada del pastel que nadie debe tocar para presentarlo como ‘ofrenda’ en el altar a esa deidad o figura religiosa o familiar a quien están honrando – puede ser Dios, la Virgen María, algún angelito o pariente que se ha ido y te está cuidando desde otro plano.

Dile a esa persona o figura que estás ofreciendo y compartiendo esta fiesta y celebración con él-ella y que les expresas tu amor y gratitud.

Si quieres rezar o dedicar unas palabras, muy bien. Toma una pequeña mordida de la rebanada como muestra de que lo compartes con ellos y agradece una vez más.

En tu altar, mientras tanto, debes prender tu vela favorita o el incienso de tu predilección, y puedes también acompañarlo con flores de tu jardín, algún objeto o amuleto que signifique algo especial para ti.

Una vez que puedas hacerlo y estés solo, puedes ponerte a meditar, porque es hora de que hagas tu ejercicio de autoconciencia.

También puedes hacer este ejercicio de introspección en el exterior, si así lo deseas, para recibir los rayos del Sol y así, la energía más pura y directa de nuestro rey astro.

Otro ejercicio complementario que puedes hacer es frente al espejo. Descubre en silencio tu ser, qué te está diciendo esa persona. Dile cuán orgulloso estás de ti, lo linda que eres, lo maravilloso que eres y puedes llegar a ser…

Si el espacio te lo permite y sobre todo el lugar, puedes hacer una pequeña fogata u hoguera, como en el mar o de campamento, agradeciendo al Sol y al Universo todo lo que ha hecho por ti durante este año.

Si hay cosas negativas de tu último año, como por ejemplo, una relación tóxica que dejaste atrás, puedes quemarla en ella, con mucha precaución y prudencia, por supuesto – evita cualquier accidente.

Y lo más importante, ¡celebra! Llegaste a otro ciclo, lleno de muchas posibilidades y caminos. Hazlo con tus seres queridos, con lo que más quieras en este mundo. Respira y sé agradecido. Enhorabuena.

Y por supuesto, como ya sabes, puedes contar conmigo para ayudarte en lo que necesites. Consulta mi blog, encontrarás más de un ritual muy interesantes.

Fuente de la noticia: univision