Objetos de mala suerte, evítalos en casa

energía

Muchas personas le llaman a eso ‘una vibra muy pesada’, evita que llegue a tu casa.

¿Alguna vez has entrado a la casa de algún familiar o amigo y sientes algo muy extraño, como si fuera muy difícil estar ahí sin sentir cierta incomodidad?

Seguramente te ha pasado alguna vez. Muchas personas le llaman a eso ‘una vibra muy pesada’. Y aunque pudiera parecer irreal, es cierto.

No porque no veamos ciertas cosas, no significa que no estén allí, los sentimientos son un ejemplo muy claro, y este es el caso de las energías también.

Hay personas, lugares, e incluso objetos que emanan vibra negativa, y que hace que no nos sintamos bien.

Lo que sucede es que roban nuestras energías, ocasionando que nos sintamos cansados e incómodos.

Por eso, aquí te decimos algunos objetos que debes evitar si no quieres que atraigan las malas energías a tu hogar.

Vajillas, fotos, y espejos rotos:

En general, cuando un objeto se rompe, pierde su integridad, y también con ella la energía que lo caracterizaba. Por eso cuando esto sucede lo mejor es deshacernos de ellos, pues ya han cumplido su función en nuestra casa.

vajilla
Flores secas:

Son creaciones de la naturaleza que alguna vez estuvieron vivas y hermosas, pero después de un tiempo se convierten en cuerpos marchitos que ya no tienen nada más para ofrecerte. Remplázalas por flores nuevas o unas artificiales que te duren más tiempo, pero evita dejar las secas, pues estarás generando un espacio para las malas energías dentro de tu casa. 

Animales embalsamados o secos:

La muerte es un proceso, y lo que sigue con el cuerpo después es integrarlo a la naturaleza. Pero muchas personas disfrutan de interrumpir el proceso de descomposición para sustituirlo por componentes químicos que les permitan colgarlos en sus paredes.

Antigüedades:

Sabemos que muchos son bellos y los conservamos porque tienen un significado especial para nosotros, por eso se nos hace casi imposible deshacernos de ellas. Lo ideal es mantenerlas siempre limpias, ya sean joyas, muebles o libros. Lo mismo aplica con las herencias y regalos.

antigüedades

Sin embargo, que sean obsequios no significa que debamos conservar todo obligatoriamente, no se trata de tener un museo en casa, sino de tirar todo lo que no necesitas y conservar lo que más te guste y con lo que mejor se sientas.

Para cualquier duda puedes consultar conmigo. Puedo ayudarte con rituales de limpieza para que tu hogar luzca más sano.

Fuente de la noticia: univision