Cómo encender incienso

incienso

Incienso, del latín incensum, significa “arder”, encender. Esta preparación en forma de resina o polvo se obtiene de esencias naturales presentes en plantas, raíces, semillas o flores. 

Mediante la combustión, el incienso natural desprende un humo aromático que tradicionalmente ha significado una fuente de poderes sanadores y purificadores desde tiempos antiguos. El humo del incienso relaja el sistema nervioso, ayudándonos a combatir síntomas de la depresión o la ansiedad.

Retomando el blog, y el tema del incienso, te voy a contar cómo encender incienso en casa, para qué sirve y algunos consejos prácticos.

¿Es bueno poner incienso en casa?

Incluso aunque procede de elementos cien por cien naturales, el humo no está exento de ser perjudicial para los pulmones. En este caso, el humo que desprende el incienso puede llegar a ser más dañino para nuestro organismo que el del tabaco, pues también llega a penetrar en nuestros pulmones y, por tanto, perjudicarlos. Algunas de las consecuencias del humo del incienso pueden ser enfermedades graves, como es el caso del cáncer.

Los estudios publicados sobre las afecciones del humo del incienso no se llevaron a cabo en humanos, sino en animales, por lo que no se trataría de una alarma determinante. No obstante, los expertos apuntan una serie de recomendaciones para poner incienso en casa:

  1. Ante todo, ventila bien los espacios antes de ambientar la casa con incienso.
  2. Además, evita exponerte directamente al humo del incienso durante un tiempo prolongado.
  3. Fíjate bien en el color del humo que se desprende. Si el humo es demasiado oscuro, significa que el incienso está demasiado concentrado, por lo que podría ser dañino para nuestro organismo.
  4. Por último, comprueba siempre que el incienso que vayas a comprar cuente con un certificado de calidad.
Cómo encender incienso en casa – Pasos y consejos:

Solo necesitaremos la varita de incienso y un incensario o porta-inciensos. Los hay de muchas formas, lo importante es que sea un recipiente donde se pueda pinchar o apoyar la varita y que, a su vez, recoja la ceniza que va cayendo a medida que esta se quema.

  1. Coloca la varita pinchando su parte descubierta en el pequeño hueco que el porta-inciensos tiene para tal fin.
  2. Enciéndela por su extremo superior con un mechero o cerilla. Verás cómo la varita comienza a cambiar de color al calor del fuego.
  3. Aleja el incienso y deja que la vara se vaya consumiendo.
  4. Relájate y disfruta.

Ya has visto lo sencillo que es quemar incienso. Solo esperamos que estos consejos te hayan servido para que seas tú mismo quién decida qué procedimiento elegir. Recuerda: la calidad del incienso es importante para tu salud.

También puedes utilizar un quemador de incienso. Son muy fáciles de encontrar en el mercado y muy prácticos a la hora de encender incienso en casa.

Si quieres conocer más sobre los usos del incienso, te invito a consultar el anterior artículo Para qué sirve el incienso.

Fuente de la noticia: uncomo